Radio Latina 95.9 ¡Lo tiene todo!
¡Escúchanos en vivo!

Altas temperaturas generan irritabilidad, ansiedad, frustración, ira y perturbación del sueño

Especialistas recomiendan mantenerse hidratados, consumir frutas y verduras, y ventilar los espacios

Los efectos del cambio climático, las altas temperaturas y los desastres naturales también afectan la salud mental de las personas, lo que puede agudizar las enfermedades psiquiátricas de quienes ya lo presentan. Así lo advirtió el médico psiquiatra Arturo Changana del Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) del Ministerio de Salud (Minsa).

El especialista explicó que el incremento de la temperatura ambiental genera desregulación de los sistemas hormonales y mecanismos cerebrales que ocasionan el aumento del cortisol (hormona del estrés) y la disminución del neurotransmisor serotonina (sustancia de la felicidad), entre otros cambios.

Añadió que todo ello desencadena en cambios emocionales como irritabilidad, impaciencia, ansiedad, frustración y el descontrol del manejo de la ira en algunas personas. Además, se presenta agotamiento y disminución en la calidad y horas de sueño, así como bajo rendimiento laboral y de estudios pues se ve perjudicada la capacidad de concentración y memoria.

En el caso del aumento de las catástrofes naturales, como lluvias torrenciales, inundaciones, sequías, deslizamientos y huaicos, se generan fuertes impactos emocionales en las personas, debido a las pérdidas de vidas y bienes materiales. Ello podría implicar la aparición de trastornos mentales, como depresión, ansiedad, trastorno por estrés agudo y de estrés post traumático a largo plazo.

El médico psiquiatra señaló que diversos estudios demostraron estos efectos en la salud mental como consecuencia del cambio climático. “Los más vulnerables son las personas que ya padecen de trastornos mentales, así como niños, adolescentes y adultos mayores”, subrayó.

HIDRATACIÓN CONSTANTE

Arturo Changana anotó que, para cuidar la salud mental ante las altas temperaturas, es conveniente mantenerse hidratado para ayudar en la termorregulación del cuerpo, evitar el consumo de gaseosas o bebidas procesadas. De igual manera, incrementar el consumo de frutas y verduras frescas, así como mantener los espacios ventilados. De exponerse al sol es esencial portar sombrillas, usar gorras de ala ancha y lentes oscuros.

Enfatizó que ante problemas emocionales o conductuales que no puedan controlarse, se debe acudir a un establecimiento de salud o al centro de salud mental comunitario más cercano. También pueden comunicarse con la Línea 113, opción 5.

De otro lado exhortó al cuidado y protección de la naturaleza, promoviendo la forestación y disminuyendo la contaminación entre otras medias, para ayuda a equilibrar el medio ambiente.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Scroll al inicio